Eventos

En esta sección, podéis ver los diferentes actos y eventos que vamos celebrando, tales como presentaciones de libros, salidas al teatro, recitales, conferencias, etc. más allá de la tertulia literaria, de la actividad del grupo de teatro, de la revista o del programa de #BoadillaDebate, recogido ya en sus áreas. Lo eventos anteriores a enero de 2015 los podéis consultar en el histórico de eventos en nuestra página de Facebook 

(Ramón Roldán, presidente de la asociación)

Eventos 2016

Asistencia  Así que pasen cinco años, de F. García Lorca (viernes, 6 de mayo 2016)

ASí que pasen 5 añosEl próximo viernes 6 de mayo vamos de nuevo al teatro. “Así que pasen cinco años” responde a esa idea que tenía Lorca del teatro completo, del teatro total. Su “leyenda del tiempo”, una de sus obras más poéticas y vanguardistas, tardaría en ser entendida por el gran público; hoy, se considera una de las grandes obras dramáticas del teatro europeo contemporáneo, y ahora tienes una fantástica ocasión para conocerla. Si eres socio de Caballo Verde, puedes adquirir tu entrada por 13 € (16 € para no socios), cuando el precio general es de 24. Haz tu ingreso en nuestro nº de cuenta: ES 64-2100-2025-73-0200306492 como muy tarde el miércoles 13 de abril y tendrás tu entrada.¡No desaproveches la ocasión y #ViveElTeatro!
Contacta: plataformacaballoverde@gmail.com

“Mujeres invisibles” en conmeración del Día de la Mujer (4 de marzo 2016)

Cartel_de_Mujeres_invisibles

Con este acto, celebrado en el salón de actos del Centro de Formación Municipal de Boadilla, quisimos reivindicar el papel de la mujer en la Cultura y una cultura en #igualdad. Tras el cartel, podéis leer la declaración con que nuestra asociación abrió el acto, en el que cuatro especialistas hablaron sobre la reina María de Castilla, la escritora Zenobia Camprubí, la escultora Helena Sorolla y la científica Rosalind Franklin. El acto, aunque con problemas por una deficiente señal de wifi, fue transmitido en directo gracias a la colaboración de AMPAS de Boadilla y Teleboadilla (podéis ver el vídeo en este enlace ).

DECLARACIÓN DE CABALLO VERDE EN LA APERTURA DEL ACTO

El día 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer en todo el planeta. No hay que explicar por qué; hay muchas razones, pero todas se resumen en una: la consideración social de la mujer con un rango inferior al hombre.

Como se ha dicho tantas veces, al fin y al cabo es el “sexo débil”. Con el acto de hoy, vamos a intentar contribuir a reparar esta injusticia histórica, una injusticia que tiene graves consecuencias en todo el mundo, por todos conocidas: las mujeres somos víctimas de la violencia de género, víctimas de abusos sexuales, víctimas de la explotación laboral (con sueldos un 30% inferiores al de los hombres por el mismo trabajo), víctimas de acoso, víctimas de la discriminación de género a la hora de acceder a estudios superiores (frente a los varones, que siguen teniendo preferencia en muchos casos) o a la hora de tomar decisiones económicas dentro del ámbito familiar (a menudo, circunscritas al varón o “cabeza de familia”); víctimas a la hora de decidir sobre lo que afecta a nuestro propio cuerpo, víctimas de la trata de blancas, víctimas de ritos culturales y religiosos tan lacerantes como el de la ablación o el de la lapidación por adulterio, víctimas de la discriminación política con Estados en los que no tiene reconocido el derecho al voto, como Arabia Saudí o el mismísimo Vaticano…

Las mujeres son víctimas de la discriminación incluso en el lenguaje, en la que “el hombre” es genérico y engloba a la mujer pero no a la inversa inversa, o con el que decimos que algo es “cojonudo” y tiene carácter positivo pero, si lleva connotaciones negativas, entonces decimos que es un “coñazo”… Lo que, más allá de la anécdota algo chusca, no es baladí: el lenguaje estructura el pensamiento y, de esta forma, se ha configurado todo un sistema de valores sustentado de mentalidad patriarcal.

Camprubí escritoraPero no vamos a hablar de todo esto, que es bien sangrante, sino de algo que está en la base de estas conductas y que, sin embargo, pasa más desapercibido: la discriminación cultural. La consideración de la mujer como inferior al hombre también también se da en el mundo de la cultura, reduciéndola muchas veces a una colaboradora pasiva de la creatividad de los hombres, bien como compañera, bien como estímulo y desencadenante, es decir, como musa del genio… pero nunca en genio, nunca es al revés. Ni siquiera existe la palabra equivalente para los hombres, porque la genialidad parece privativa de ellos, acaso un don concedido por un Dios que, por más señas, también es masculino. Polaridades todas estas que contribuyen sin duda a apuntalar la desigualdad, una desigualdad contra la que –es curioso- en teoría todos estamos de acuerdo.

El caso es que no hay apenas mujeres estudiadas en los libros de texto, no se habla de las reinas sino es por su belleza o por los herederos que dio a luz; no se habla apenas de escritoras, de científicas, de investigadoras, de políticas, de artistas… Y es así, porque, en gran medida, la “selección” de género se ha llevado a cabo mucho antes incluso de su reconocimiento: en la educación (con más acceso tradicionalmente para los varones) y en los roles sociales: la mujer tenía como fin tradicionalmente tener hijos, cuidarlos y atender al marido, o como decía Juan Valera cuando rechazaba que Emilia Pardo Bazán tuviese una silla en la Academia: “Las mujeres tienen otros destinos más importantes y grandes que cumplir sobre la tierra, a saber, “ser nodriza para el niño, instrumento de deleite para el mozo y paciente enfermera para la cansada y sucia senectud”. Muchas veces no ha hecho falta ni siquiera llegar a esto: la propia mujer con inquietudes científicas, artísticas o intelectuales se autocensuraba en sus posibilidades, cercenaba su crecimiento, sobre todo desde el punto en que se casaba o tenía hijos.

Franklin descubridoraY es verdad que, al menos en España, muchas cosas han cambiado, pero no nos creamos que esto ya no sucede: recientemente aparecía en los medios de comunicación que el 70% de las Licenciaturas en Bellas Artes son mujeres y, sin embargo, en la última exposición de Arco, solo el 6% eran artistas mujeres.

No hace falta decir que, si esto ocurre a este nivel, el desequilibrio que se produce posteriormente en la concesión de premios es aún más abrumador, a pesar de que las mujeres por término medio obtienen en general mejores expedientes académicos que los hombres. Es muy significativo que, como señala Laura Freixas, y por poner un ejemplo, en 2001 todos los premios Nacionales de literatura recayeran en hombres: el de narrativa, el de las Letras, el de ensayo, el de poesía, el de literatura dramática… con una sola y habitual excepción: el de literatura infantil y juvenil, obtenido por una mujer. Es más, de todos los Premios Cervantes concedidos desde su creación en 1976, solo cuatro han ido destinados a mujeres: María Zambrano, Dulce María Loynaz, Ana María Matute y Elena Poniatovska. Los 39 restantes han sido hombres (es decir, 9 de cada 10).

Y es que, a lo anteriormente comentado, habría que añadir que los tribunales, los jurados, las academias y otros organismos análogos, están compuestos de forma mayoritariamente abrumadora por hombres y que, en algunos casos, incluso ha estado hasta hace poco tiempo vetado a las mujeres. No hay que irse muy lejos. En una institución tan prestigiosa como la Real Academia Española hubo que esperar casi 300 años desde su fundación a que se aceptase el ingreso de una mujer, en concreto a Carmen Conde en 1976, la primera académica española. Actualmente en la RAE hay 44 académicos de número, y de ellos solo 8 son mujeres. Y cuanto más subimos en el escalafón, peor: de los 13 académicos honorarios, ninguna es mujer. Y, por supuesto, ninguno de sus 30 directores ha sido mujer.

Helena-Sorolla-en-su-estudioEs evidente que, por unos motivos u otros, la mitad de la población ha sido –y sigue siendo- marginada por la cultura. No solo se ha hecho un daño terrible al papel de la mujer en la sociedad, infravalorando su importancia, sino que el propio progreso de las civilizaciones se ha visto sin duda limitado por no haber sabido aprovechar sus aportaciones a lo largo de la historia, y esto desde Hipatia de Alejandría, brutalmente asesinada por lo avanzado de sus conocimientos. ¿De cuántos avances científicos, artísticos y sociales podríamos estar disfrutando hoy si no se hubiese ignorado, despreciado, incluso perseguido, el potencial de las mujeres en la cultura?

Hoy, las mujeres y los hombres de Caballo Verde hemos querido denunciar esta injustica y este error histórico y, en la medida de lo posible, poner nuestro granito de arena para corregirlo, y lo hemos querido hacer no con un concurso de zumba o con globos de colores rosa o morado, sino centrándonos en el papel de cuatro mujeres invisibles para la cultura: las recuperamos para la luz, para el saber, como símbolos de la mujer protagonista de la Cultura que, sin embargo, ha sdio ocultada por la sociedad y por la Historia, deseando que, en un futuro, mujeres y hombres caminemos juntos hacia un mundo mejor, de mayor progreso y libertad, al que todos podamos sumar, y sumemos sin discriminaciones de ningún tipo, y en pie de igualdad.


 

Eventos 2015

Asistencia al teatro (15 de enero de 2016): Cervantina, de Ron Lalá.

En conmemoración del cuarto centenario del fallecimiento de nuestro escritor más universal, Caballo Verde os invita a ver la versión teatral del siempre original Ron Lalá sobre textos de Cervantes, bajo la dirección de Yayo Cáceres, en el Teatro de la Comedia.
Será el viernes 15 de enero, en dicho teatro. Para reservar, debéis realizar el pago mediante transferencia a la cuenta de Caixa Bank ES 64-2100-2025-73-0200306492 por un importe de 10€ (socios) y 12€ (no socios) en concepto de reserva. El plazo para realizar las reservas concluye el próximo domingo 13. Si te interesa, no te lo pienses porque las entradas son limitadas. Te esperamos para disfrutar del “la risa inteligente, sensible y honda de Miguel de Cervantes”, en palabras de organizadores.


Asistencia al teatro (6 de noviembre): El público, de Federico García Lorca

El viernes 6 de noviembre fuimos al Teatro de la Abadía para ver “El público”, de Federico García Lorca, una de las obras más impactantes y poéticas del autor granadino. Se trata de una oportunidad única: es una obra de difícil representación y los montajes del Teatro de la Abadía, como sabéis, son siempre excepcionales, así que seguro que no os arrepinteréis.
El precio será de 15.50 €. Hay disponibles 15 entradas, que se adjudicarán por orden de pago. Aquí tenéis un enlace a la obra en el Teatro de la Abadía: http://www.teatroabadia.com/es/temporada/459/el-publico/


Fiesta de final de curso (26 de junio de 2015): teatro, poesía y humor

Poesía y teatro. La intensidad de Lorca. El humor del grupo de teatro de Caballo Verde… Para unos es la fiesta de cumpleaños; para otros, la de final de curso. Para todos, una fiesta de la Cultura en Boadilla alejada de los tópicos. Atrévete, y el viernes 26 de junio acércate a Caballo Verde. Entrada libre. (Cartel de Juan Zamora)


 

 

 

 

 


 

Asistencia al teatro (22 mayo de 2015): Antígona, de Sófocles.

Querid@s amig@s: os animamos a asistir a la representación de Antígona, una versión libre de la famosa tragedia de Sófocles que llevará a cabo el siempre sorprendente Teatro de la Abadía, bajo la dirección de Miguel del Arco. Será el viernes 22 de mayo, a las 21.30 h., aunque la hora de encuentro para repartir las entradas será a las 21.00 h.
Asistiremos conjuntamente con profesores y amigos del IES Alfonso Moreno, de Brunete, por lo que el precio (de grupo) se quedará en tan solo 14,50 € (el precio básico habitual es de 24 €); una auténtica oportunidad que no os podéis perder.
Para reservar tu entrada, marca ahora en “participar” e infórmate en el correo de Caballo Verde plataformacaballoverde@gmail.com. El plazo para las reservas acaba el domingo 3 de mayo. Disponemos de 25 entradas. ¡No lo dejes pasar!


Asistencia al teatro (23 de enero de 2015): Rinoceronte, de E. Ionesco.

Queremos ir a ver la famosa obra del dramaturgo rumano afincado en París Eugène Ionesco, “Rinoceronte”, un alegato contra los totalitarismos y el contagioso efecto de la masa frente al pensamiento crítico y el individuo. A Ionesco se le considera además el iniciador del teatro del absurdo con su obra “La cantante calva” (1950).

Anuncios